Método.

El punto de partida del “Taller Blau” puede ser:
a) Una investigación anterior (etnográfico, insights, etc.).
b) Una conceptualización sobre "cielo azul" (no existe un breafing, solamente un tema a partir del cuál se desarrollan y formalizan las ideas.).
Iniciar el proyecto de esta segunda manera permite enfocar el proceso hacia espacios abiertos dónde la densidad de productos y la competencia no es tan intensa.
Como diseñadores, nuestros conocimientos de los procesos industriales, experiencia sobre materiales, funcionalidad, ergonomía, medios, etc... nos conducen constantemente hacia la formalización de las ideas planteadas durante el proyecto. Esta "presencia constante" del objeto o resultado, desemboca en un proceso dónde la conceptualización, la formalización y la virtualización se unen en lo que denominamos "formalización permeable". Una dinámica donde la posibilidad de visualizar rápidamente los conceptos e ideas, enfoca el debate en los talleres y en la virtualización posterior, replanteando las preguntas que han generado el proyecto. El resultado es un concepto depurado y consensuado que ya ha superado los primeros inconvenientes.

Claves:
• La innovación tiene mucho más sentido si está alineada con el universo de valores de la marca. El discurso de marca establece parámetros necesarios para el desarrollo de dinámicas de innovación efectivas.

• “Taller Blau” plantea los proyectos desde un ámbito creativo, resolviendo la forma, aportando el punto de vista del diseñador, en ocasiones con una visión disruptiva.

• Podemos conceptualizar desde la base de una investigación anterior (etnográfico, insigths, etc.); o partiendo de un “cielo azul”.

• “Taller Blau” complementa y optimiza las metodologías y procesos de innovación. Resolviendo incertidumbres y enfocando el debate, reduciendo el riesgo, los recursos y el tiempo de desarrollo.

• Las propuestas crean un beneficio colateral a la conceptualización del producto; se promueve un debate interno entre socios, partners, RRPP, etc. creando, entre todos, una reafirmación de la marca y estableciendo las bases del discurso futuro.

• Formalizar las ideas en las etapas iniciales del proceso de innovación permite ahorrar recursos y tiempo, los diferentes departamentos promueven de forma autónoma la innovación dentro de las compañías y facilita todos los procesos de debate interno y desarrollo.


F3.- Iteración y metodología evolutiva.

Resolvemos el problema una y otra vez, mutando uno o varios factores.